¿Crees que el parto respetado es una utopía? Aquí nuestra reflexión
74
post-template-default,single,single-post,postid-74,single-format-standard,bridge-core-2.4.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-24.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Las necesidades del recién nacido

Creo que somos muchas las mujeres que queremos ser madres. Pero quizás, no sabemos siempre lo que representa. Porque nuestra sociedad nos ha enseñado que una mujer que acaba de parir tiene que estar bien arreglada, paseando sin sus kilos extra de embarazo, un bebé durmiendo en el carro más bonito que había en la tienda…

Pero eso no respeta para nada lo que realmente un bebé necesita.

¿Os apetece aprender un poquito más hoy sobre las necesidades de un recién nacido?

Primero hay que saber que el ser humano es un mamífero. Y que dentro de los mamíferos, pertenecemos a los que portean.

Es decir que nuestros bebés nacen como inmaduros (aunque muy bien programados) y necesitan el calor de su madre para mantener su temperatura además de mamar muy a menudo porque la leche de nuestra especie está diseñada así. Además, necesitan el olor materno, la voz materna y un contacto, notar nuestros brazos abrazandolo.

¿Esto qué significa? Que nuestro bebé necesita una constante cercanía con su madre. Y por cercanía, hablamos de brazos. O de porteo.

No de cuna ni de carro. Entonces sí, es normal que nuestro bebé quiera estar en brazos y no quiera dormir en la cuna. No es nada raro. Al revés.
Tampoco tiene que ver con malacostumbrar al bebé. Porque es lo que el bebé necesita. Es mucho más “peligroso” no hacerlo, para el futuro desarrollo del bebé.

Cuando el bebé nace, como comentaba hace poco en una publicación, no tiene muchos matices. O está bien o se encuentra “en peligro”. Si respetamos sus necesidades fisiológicas, bebé estará con un nivel bajo de estrés. Si no las respetamos, estará con un alto nivel de estrés, centrado en su supervivencia. A corto plazo, vemos que activa su sistema neurológico de cierta manera que puede llegar a disociarse. Y se pueden ver más consecuencias a largo plazo.

Entonces, lo que realmente hay que cambiar son nuestras creencias. Tener un bebé durmiendo en su cama todo el tiempo, quizás no es lo más adecuado. Quizás sería mejor explicar a una mujer que quiere tener un bebé que lo que realmente va a necesitar su bebé es a ella misma. Va a necesitar estar pegada a ella (sobre todos las primeras 48h pero también los próximos meses), para su buen desarrollo físico y emocional. Por eso antes decía que el recién nacido, aunque nazca inmaduro, está bien programado. Porque si respetamos el entorno que necesita, el bebé sabe lo que tiene que hacer. Sabe que tiene que reptar hacia el pecho de su madre, lo encuentra gracias (entre otros) a su olfato que está muy desarrollado. Ese olor le da seguridad, bebé sabe que está a salvo. Que está con su madre. Luego, sigue activando sus reflejos y su “programación” con la cual ha nacido y va a buscar la teta y empezar a mamar. Un bebé que se siente seguro va a empezar a interactuar ya con su madre, la va a mirar con los ojos muy abiertos. Esto es un signo de tranquilidad en un recién nacido.

Debemos proteger este vínculo, estos momentos privilegiados y absolutamente necesarios entre una madre y su recién nacido.

Si respetamos al bebé recién nacido no tiene porqué llorar. Y si respetamos todas sus necesidades biológicas y el bebé llora, sería interesante buscar si algo le podría doler o impedir mamar bien. Creo realmente que es más interesante buscar porque llora el bebé, entenderlo, comprenderlo que buscar sí o sí una solución tipo “receta mágica” para calmar al bebé.

HIGHLIGHTS

P-D: Este articulo esta basado sobre artículos de Nils Bergman y Kika Baeza (@centroraices)

P-D2: He realizado este video sobre los llantos de los bebés. Seguro que te ayudará a entender tu peque. Puedes verlo aquí.

P-D3: Os dejo aqui un video muy interesante de mi compañero José Luis Garcia Morales, de @grupoaupale, sobre los ruidos blancos para calmar a bebé. Lo puedes ver aquí.

No Comments

Post A Comment